No. 18 FATIGADO SÍ, VENCIDO NUNCA

publicado a la‎(s)‎ 23 may. 2011 6:58 por Darvin Horem

Año 2009, Serie ¨A¨, Ejemplar # 18, 21 de Junio de 2009

© 2009 Todos los derechos reservados, por: Pastor Jorge Palacios Z, jpalacios@horem.org

Iglesia de Cristo Horem, San Salvador, El Salvador, www.horem.org .

2Co 4:6-10 LBLA

(6) Pues Dios, que dijo que de las tinieblas resplandeciera la luz, es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Cristo.

(7) Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la extraordinaria grandeza del poder sea de Dios y no de nosotros.

(8) Afligidos en todo, pero no agobiados; perplejos, pero no desesperados;

(9) perseguidos, pero no abandonados; derribados, pero no destruidos;

(10) llevando siempre en el cuerpo por todas partes la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestro cuerpo.

He encontrado diversas traducciones para este pasaje bíblico, especialmente el versículo 8 me llama la atención porque algunas traducciones nos muestran mas claridad en el concepto que el Apóstol Pablo estaba entregando a los Corintios. Por ejemplo, la traducción Peshita en español, dice lo siguiente: (8) En todo somos afligidos, pero no estamos agobiados; fatigados, pero no vencidos; (9) perseguidos, pero no desamparados; abatidos, pero no destruidos.

Una gran diferencia, dice que nos afijen pero que no nos sentimos agobiados, dice que estamos fatigados, pero que no declaramos derrota alguna, no estamos vencidos!!! Ahora vamos al versículo 9, allí la traducción de la Biblia de las Américas me impacta, Vea que dice: derribados, pero no destruidos!!! Entonces tengo que creer que ni estoy vencido, ni puedo ser destruido. Ahora entiendo lo que la Biblia dice, que somos más que vencedores. Claro si no me pueden vencer, ni pueden destruir, definitivamente Dios me ha dado un poder tremendo sobre potestades, sobre huestes de maldad, sobre todo agente de tinieblas.

Ahora bien, todo esto tiene un pre requisito, porque el pasaje dice que yo tengo que estar iluminado con el conocimiento de Cristo. Si estoy iluminado, entonces reflejo luz. Soy portador de luz, soy portador de vida. Brillo, aunque no con luz propia, sino que estoy iluminado con la luz de mi Cristo amado. Algo más o menos parecido como el sol que irradia luz y calor porque es una estrella de gran tamaño, quemándose y ese fuego intenso genera calor y genera luz. Por otro lado la luna, es un satélite de la tierra, no tiene luz propia, pero refleja la luz de un astro mayor. Así es mi caso, así es el suyo también, somos portadores de luz pero esa luz emana de un ser maravilloso que se llama Jesucristo. Por eso el dijo: “Yo soy la luz del mundo”, y después dijo: “Vosotros sois la luz del mundo”.

Interesante conocer que Éxodo en el capitulo 25:31 dice: “Harás además un candelabro de oro puro. El candelabro, su base y su caña han de hacerse labrados a martillo; sus copas, sus cálices y sus flores serán de una pieza con él”. Ah! Eso me hace pensar que si quiero ser como el candelabro de oro para ser portador de luz tengo que ser de una sola pieza con todas las partes, y eso me indica unidad. NO podré reflejar luz sino tengo unidad con el cuerpo de Cristo, si no tengo el mismo sentir, si no tengo el mismo Espíritu. Si anhelo no estar vencido, no estar destruido, tendré que comenzar por la unidad con mis hermanos, no puedo andar en contiendas con mis hermanos, no puedo entrar en critica o murmuración porque esto negaría que yo soy de una sola pieza con el candelabro de oro, que es Jesucristo.

Ya usted está encontrando la respuesta porque mucho cristiano es fácilmente derribado, es fácilmente vencido por diversas situaciones. No prevalecen contra el mal, sino que el mal los convence y se regresan a la vida mundanal. Entonces nos damos cuenta que estar unidos nos da una fuerza que anuncia solo victorias, la luz requiere de unidad, porque si no es así entonces andamos en tinieblas por mucho que trabaje alguien en la iglesia. Por mucho esfuerzo en la obra, si no es un obrero que trabaja en unidad y solo busca el protagonismo ante los hombres, ciertamente no va a tener capacidad de reflejar luz y por tanto, que respeto le tendrán las tinieblas?

El candelabro, la menorah de los hebreos, es de oro puro, y es labrado a martillo. Esto es una figura de nosotros que tenemos que ser purificados como oro y tenemos que ser tallados con martillo. El martillo es la Palabra de Dios que nos va formando en la medida que nosotros vamos leyendo y vamos entendiendo, esto nos muestra el poder de la Palabra que nos va limpiando de maldad y transformando en nuevas criaturas. Dejamos el viejo hombre y pasamos a ser nuevos hombres, tallados de conformidad a la voluntad de Dios.

Muchas veces somos forjados con las pruebas, pero entonces viene la Palabra para darnos aliento en nuestros momentos más difíciles. Se cuenta del testimonio de un hombre que cuando su padre fue asesinado aparentemente sin causa alguna, protestaba contra Dios y decía: “me abandonaste en un momento difícil, si tu hubieras estado con nosotros mi padre no hubiera sido asesinado”. Un día Dios le habló en lo más profundo de su corazón y le dijo: “En ese momento yo estaba contigo, si no hubiera sido así, te hubieras suicidado porque tu dolor era muy grande”.

Es así la forma de dar luz, aceptando la voluntad de Dios. Y algo más, sólo unos cuantos versículos más adelante la Biblia dice: Éxodo 25:37” Y le harás siete lamparillas, las cuales encenderás para que alumbren hacia adelante”. Es importante que reflexionemos en un detalle: las lámparas iluminan hacia adelante, no hacia atrás. El pasado ya pasó, por favor válgame usted la redundancia. El presente construye su futuro, por tanto usted no puede ver hacia atrás. La Biblia dice que Dios pasa por alto los tiempos de ignorancia, pero si va a iluminar sus pasos hacia adelante para que usted no tropiece, y si alguna vez es derribado por las dificultades de la vida, recuerde que será derribado pero no destruido.

Continuar leyendo en PDF adjunto...

Ċ
No.18.pdf
(52k)
Usuario desconocido,
5 jun. 2011 19:35
Comments