No. 6 EL CRECIMIENTO DE LOS HIJOS DE ABRAHAM

publicado a la‎(s)‎ 23 may. 2011 5:42 por Darvin Horem

https://docs.google.com/a/aesist.com/viewer?a=v&pid=sites&srcid=aG9yZW0ub3JnfGhvcmVtfGd4OjZlNjdhOTBhMjc4YzUyMTAAño 2009, Serie ¨A¨, Ejemplar # 6, 29 de Marzo de 2009

© 2009 Todos los derechos reservados, por: Pastor Jorge Palacios Z, jpalacios@horem.org

Iglesia de Cristo Horem, San Salvador, El Salvador, www.horem.org

 

Gen 12:1-3 LBLA

(1)  Y el SEÑOR dijo a Abram: Vete de tu tierra, de entre tus parientes y de la casa de tu padre, a la tierra que yo te mostraré.

(2)  Haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.

(3)  Bendeciré a los que te bendigan, y al que te maldiga, maldeciré. Y en ti serán benditas todas las familias de la tierra.

 

Cuando Dios decide sacar a Abraham de Ur de los Caldeos, lo hace con promesa. Dice la biblia que lo va a engrandecer, que le va a exaltar. Es importante conocer el vocablo hebreo usado por Moisés en esta escritura. Engrandecer viene de  Gadal, raíz primaria torcer [Compárese con H1434], i.e. ser (causativo hacer) grande (en varios sentidos, como en cuerpo, mente, condición u honor, también en orgullo):-alzarse contra, aumentar, crecer, criar, enaltecer, engrandecer, -se, enriquecer, -se, ensoberbecerse, estimar preciosa, exaltar, exceder, gloriosamente, grande, hacer grandes cosas, hacerse grande, hacerse poderoso, jactarse, magnificar, magnífico, mayor, sobremanera, subir de punto, subir el precio.

 

Veamos el significado de la palabra en subir de punto o subir de precio. Es decir crecer en estatura o crecer en valoración.

 

Por eso tenemos que entender que cuando Dios nos saca de las tinieblas y nos traslada al mundo admirable de la luz, lo hace con el propósito que nosotros crezcamos en estatura espiritual. No podemos quedarnos chaparros, tenemos que crecer por medio de la Palabra de Dios. Crecer, es mejorar nuestro carácter, crecer es subir nuestra auto estima, es cambiar de dimensión. Es un crecimiento que nos hara ver diferentes, porque el pasado queda atrás. Nunca más volveremos a Ur de los Caldeos, como nuestro padre en la fe. Observemos que Abraham salió para nunca más regresar a esa tierra.

 

Juan el Bautista, decía: es necesario que yo mengue para que El crezca en mi. Es decir tenemos que tener una estatura, la Biblia nos dice que tenemos que llegar a la estatura del varón perfecto en la plenitud de Cristo.  La Biblia dice que el Señor Jesús crecía constantemente: Lucas  2:52 LBLA “ Y Jesús crecía en sabiduría, en estatura y en gracia para con Dios y los hombres.”

 

Si Jesús crecía en gracia, quiere decir que tenemos que seguir su ejemplo. Nosotros estamos llamados a crecer también. Los que somos hijos de Abraham en la fe, tenemos que crecer. Porque cuando Jesús nos encontró nos dio un regalo especial, nos hizo crecer para enfrentar gigantes, nos hizo crecer para ser victoriosos en la fe, para enfrentar las batallas, para ser humildes en las victorias.

 

El Señor fundó los 5 ministerios para equipar al pueblo de Dios, para hacernos crecer. Por eso Dios ha dejado: Apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros. El objetivo, según la carta de Pablo a los Efesios es:  “hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento pleno del Hijo de Dios, a la condición de un hombre maduro, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;” Efesios  4:13, LBLA.

 

Basado en lo anterior nosotros tenemos que alcanzar una altura específica y claro que se refiere a la estatura espiritual, no a la física o estatura literal, sino que, repito, a la espiritual.

 

Observemos una bendición que Dios trae para los hijos de Abraham. Cada vez que el Señor Jesús se encontraba con un hijo de Abraham, lo hacía crecer, le devolvía la estatura. Esto es una gran figura porque

 

Continuar leyendo en PDF adjunto...

Ċ
No.6.pdf
(35k)
Usuario desconocido,
5 jun. 2011 19:44
Comments