Nuestra iglesia‎ > ‎Noticias‎ > ‎

EL RETORNO DE LA PROSPERIDAD

publicado a la‎(s)‎ 24 may. 2013 22:17 por Darvin Horem   [ actualizado el 26 may. 2013 10:51 ]
Amados hermanos y hermanas:

He estado dando pensamiento a la vida del patriarca Jacob. Sale de su casa paterna huyendo por temor a que su hermano Esaú lo mate. Sale sin nada, solamente su entusiasmo y la resolución de que debe triunfar a donde llegue. No conoce hacia donde se dirige, solo sabe que buscara a la familia de su madre y de su padre en Canaán. No es un hombre integro su vida se ha marcado por una personalidad engañadora, el es un “truquero” para decirlo más propiamente en nuestro lenguaje folklórico. Nunca se alejo de la tienda, del tabernáculo, en el cual pasaba sus días como consentido de su madre.


Ahora tendrá que enfrentar su destino. Y encontrara una familia, que le dará albergue pero condicionado a trabajar de sol a sol. Su amor por la menor de las dos hermanas hijas de Labán, al mismo tiempo su tío, lo llevara a trabajar siete años. Esa es la única dote que tiene porque no tiene más que su trabajo. O tiene bienes, no tiene ganado, no tiene oro, no tiene plata, no tiene nada. Allí pagara muchas de sus malas obras, su suegro lo engañará desde el comienzo. No le dará a Raquel sino a Lea, la hermana mayor. Por tanto tendrá que trabajar otros siete años por Lea también. De una vez atado a permanecer un mínimo de catorce años al servicio de Labán.

Pasados los catorce años sigue con las manos vacios y ahora con responsabilidades de familia. Once hijos y una hija. Todavía falta que le nazca su Benjamín.

Hay un momento de reflexión y de definición. Que estoy haciendo yo en esta vida? Procreando hijos y sin ningún respaldo económico? Allí es donde Dios se manifiesta y milagrosamente empieza el período de bendición material de Jacob. Llega a tener una buena riqueza.

Regresa a su tierra natal, sus hijos no se entienden. No hay armonía familiar. Hay pleitos entre sus mujeres, entre sus hijos y su vida familiar se complica cada día más y más. Por último viene un desenlace trágico en la familia. Su hijo José es vendido y desaparece del grupo familiar en calidad de desaparecido, o más aun en calidad de fallecido. Oh tristeza en la vida de Jacob.

Años después hay hambruna en la tierra, ahora tiene alguna riqueza pero no hay alimentos. Hay algo importante en su vida. La promesa de Dios: heredero de la promesa que se le hizo a su abuelo Abraham y a su padre Isaac. “Yo te bendeciré”.

Y este es el asunto que trataremos en nuestro próximo culto familiar:

“EL RETORNO DE LA PROSPERIDAD” 


LBA Génesis 45:13 Notificad, pues, a mi padre toda mi gloria en Egipto y todo lo que habéis visto; daos prisa y traed aquí a mi padre.

Este tema está orientado a quienes piensan que antes eran tiempos mejores y que en su vida han ido perdiendo la bendición. Dios dice: “Siempre te bendeciré porque mis planes son de éxito y no de calamidad.

Este es el tema devocional para el lunes, 27 de Mayo, a las 6:30 p.m. en su casa: Iglesia de Cristo “Horem”, Ministerios Ebenezer, San Salvador. Les esperamos a todos en familia,

Dios les bendiga.


Apóstol y Pastor Jorge A. Palacios Z.
Iglesia de Cristo "Horem"
Ministerios Ebenezer
Comments